Segmentación de mercado: concepto y funciones

Segmentación de mercado: concepto y funciones

Muchos tenéis empresas y no tenéis en cuenta una grandísima posibilidad para poder expandiros en todo el mercado. En este artículo os vamos a explicar detalladamente cómo funciona la segmentación de mercado, qué es y cuáles son sus características. Si tenéis una empresa y queréis darle un nuevo giro de tuerca, prestad atención a lo que encontraréis más abajo.

Concepto

Consiste en la adopción de una estrategia cuyo fin es dividir el mercado en distintos grupos de consumidores que tengan el mismo perfil, es decir, mismas prioridades o necesidades. A modo de resumen, su objetivo es ofrecer un plan estratégico diferenciado para cada grupo con el fin de satisfacer la demanda correctamente.

Las empresas de ciertas dimensiones tienen que llevar a cabo esta estrategia, sobretodo cuando tienen filiales dentro de la misma que tienen un público objetivo distinto de la principal. Esto ocurre con Movistar y O2, por ejemplo, una filial lowcost que ofrece precios más competitivos.

Funciones

La segmentación de mercado tiene varias funciones que hacen que la empresa decida llevarla a cabo. Son varias, aunque podemos destacar las siguientes:

  • Atender la demanda correctamente. Viene a ser lo dicho más arriba, cada mercado tiene sus necesidades y esta diversificación o segmentación nos permite atender a la demanda de cada mercado correctamente.
  • Ganar más clientes. Es consecuencia de lo anterior, si atendemos la demanda correctamente, obtendremos más clientes.
  • Mejor logística. Al fin y al cabo, una segmentación hace que nos organicemos de forma distinta, por lo que tendremos que darle una vuelta más a la logística.
  • Posibilidades de marketing. Al conocer mejor a la demanda de determinado mercado, podremos elaborar estrategias de marketing mucho más eficientes e, incluso, combinar esfuerzos entre mercados de productos complementarios (coches y gasolina; smartphones y powerbanks).

¿Y si tengo una empresa pequeña?

Si se da este caso, no debemos tener prisa, sino que tenemos que focalizar y centrar todos nuestros esfuerzos en nuestro mercado actual. La segmentación de mercado la implantaremos en la empresa cuando veamos que poseemos capacidad de actuación y que ya dominamos el mercado principal.

Al final todo se resume a “quien mucho abarca, poco aprieta”, es decir, no abarcar demasiado porque no podremos atender correctamente la demanda. Dicho de otro modo, la segmentación de mercado es muy útil cuando la empresa tiene productos muy distintos y cada uno requiere un trato especial.

Artículos sugeridos:

Deja un comentario

Cerrar menú